martes, 14 de junio de 2016

Entre mis piernas

Estaba besando mis pechos, mordiéndome los pezones, lamiendo mi estomago, hasta que acabó arrodillado a los pies del sofá...
En ese momento me pidió que me levantase y se tumbó en el; no alcanzaba a comprender muy bien su gesto y me reí... Me aconsejó que colocase las rodillas a cada lado de su cara y me sentase a horcajadas sobre el… Obediente y muy excitada lo hice...
Empezó a mordisquear el interior de mis muslos mientras sus manos acariciaban mi culo... Yo me movía adelante y atrás, ansiosa... Sacó su lengua, alargándola lo máximo posible y me recorrió entera haciéndome estremecer... 
Repitió ese movimiento una docena de veces más, mientras yo gemía de placer... Mi clítoris palpitaba y se dedicó a darle suaves golpecitos y a rodearlo con la lengua… Estaba enloqueciendo...
Continuó alternando, haciendo que mis gemidos fueran más intensos, penetrándome con la punta de la lengua y succionando mis labios... Ya estaba al borde de la locura, no sabía ni como colocarme, pasaba de acariciarme las tetas a tumbarme completamente hacia delante, hacia atrás...
Cuando puso suavemente mi clítoris entre sus dientes mis gritos se convirtieron en escandalosos...
El orgasmo se hacia de rogar, yo no quería que acabase nunca... Pero él si quería, así que empezó a mover frenéticamente la lengua arriba y abajo, derecha e izquierda, nuevamente arriba y abajo, todo lo rápido que podía… La enorme cantidad de flujo que salía de mi le empapaba la barbilla...


Mi orgasmo creció intensamente, comencé  a mover las caderas sobre su lengua, buscando los últimos latigazos de placer... Gritaba!!!!...
Fue aminorando el ritmo, mientras iba derritiendome poco a poco de cintura para abajo...
Cuando paró yo sudaday temblaba pensando en el momento de tenerlo de nuevo entre mis piernas...



Lo tengo en mis manos

Como si fuera una pequeña amiga la rozo con la mejilla, aspiro su aroma, paso la nariz por la punta del capullo, dibujando curvas y jugueteando... Rápidamente reacciona y va bombeando sangre, poniéndose dura, muy muy dura...

El desea sentir mi boca, y suplica que se la chupe, que lo haga sin medida... Quiere sentir mi calor, la jugosidad de mis labios, y sin más, saco la lengua lamiendo y rozando apenas, lo chupo como si de un helado se tratara, lamiéndolo desde la punta hasta abajo y vuelta a subir... La introduzco entera y la como con pasión porque me apasiona hacerlo...

Agarro con fuerza el nacimiento de su polla, y mi boca se convierte en un animal, succionando, absorbiendo las gotas de placer que segrega, porque él está tan mojado como yo...  Siento como se excita hasta el punto de notar que está a punto de irse, así que paro un poco...

La lamo despacio mirándole directamente a los ojos y cuando comienza a relajarse, vuelvo al ataque con ganas, con más fuerza, con pasión, muevo la mano apretando su polla, mientras entra en mi boca hasta la garganta, siento como me ahoga pero disfruto de cada chupada, de sus venas inflamadas, del calor, y sobre todo de la suavidad de su piel ardiente, es indescriptible, genial y maravilloso...

Él me dice:  Para…espera…no puedo…

Entonces… sigo… sigo más y más, disfrutando de su excitación,  de sentir como explota y entre contracción y contracción eyacula en mi boca... Qué bien sabe!!!...

Vuelvo a ser delicada, y lo  lamo despacio demostrándole que me apasiona sentir el poder de su placer, ser dueña de su pasión, su éxtasis, su excitación... Porque ahora lo tengo en mis manos... En mi boca...



jueves, 19 de mayo de 2016

Tu fantasía. El repartidor

Y se desata mi imaginación...

Él: repartidor a domicilio, de uniforme, atractivo, viril...
Yo: receptora del paquete, vestimenta informal (camiseta y mallas)...

Llaman a la puerta, entro en escena...

- Le traigo un paquete.
 
- Espero que esté en perfectas condiciones.

- Puede abrirlo y revisarlo si quiere.

- Perfecto, pasa, lo reviso y te firmo el albarán.

No puedo evitar imaginarlo entre mis piernas... Su voz ejerce una atracción magnética... Mientras abro el paquete sólo pienso en qué puedo hacer para tenerlo cuanto antes... Lo miro fijamente a los ojos mientras continúo desembalando...

- Esto... Mira, aquí tiene un golpe. Así no tengo más remedio que devolverlo.

- Yo no veo nada.

- Acércate más y lo verás (el paquete en mis manos a un centímetro de mi).

Se acerca lentamente sin dejar de mirar mi boca, creo que el también está fantaseando conmigo.

- Sigo sin apreciar ningún daño (su mano rozando la mía).

- Normal, ni siquiera estás mirando...

- Desde que te he visto no puedo dejar de preguntarme a qué sabrá tu boca...

- Quieres saber la respuesta? 

Lo cojo de la camisa con las dos manos y lo acerco a mí de un tirón, el paquete cae al suelo y se escucha un fuerte crack. Ahora lo tengo que devolver seguro...

Lo beso ardiéntemente, mi lengua se enreda con la suya... Me lame los labios y la lengua como su estuviera lamiendo mi sexo y eso me excita sobremanera...
Mete las manos por debajo de mi camiseta y me aprieta fuerte los pechos, pellizcando los pezones haciéndome gemir... 
Mis uñas arañan su espalda, se queja de dolor pero parece que le gusta...
Bajo hasta su culo y cogiéndolo lo atraigo hacia mi a la vez que me  restriego contra su pene...
Movemos las caderas en sentidos opuestos rozándonos sin cesar...
Le desabrocho el pantalón y bajo la cremallera y a la vez mi boca... 
Me para y buscando a ciegas me lleva hasta la habitación donde nos besamos de nuevo y de repente me da la vuelta  y me apoya bruscamente contra la pared... 
Besa y muerde mi cuello erizándome la piel y sensibilizando todo mi cuerpo... Baja besando mi espalda y siento crecer y crecer el deseo...
Tengo unas ganas terribles de poseerlo así que me doy la vuelta y lo empujo hasta la cama...
Rápidamente nos quitamos la ropa y en cuanto veo su miembro erecto me monto a horcajadas sobre el... Me muevo adelante y atrás con un ritmo suave, no quiero que esto termine rápido, quiero disfrutar mucho tiempo...
Nos miramos fijamente a los ojos, escuchando nuestros gemidos y no puedo evitar morderme el labio con fuerza...
Me coge de la cintura, apenas me levanta y me da la vuelta tumbándome de espaldas... Arrastra mi culo hasta el borde de la cama mientras se toca y me penetra suavemente... Aparto la vista de sus ojos para ver como entra en mi...
El está haciendo lo mismo y eso me está poniendo muy cachonda...
Sigue follándome, el marca el ritmo y la intensidad, no me deja ni moverme... Noto como se estremece y eso hace que mi vagina se contraiga una y otra vez volviéndolo loco de deseo... Tanto es así que se detiene antes de que sea tarde, la saca, y poniéndose de rodillas baja besándome hasta mis ingles... 
Ufff no sé cuánto más aguantaré... Su lengua recorre mis labios y se detiene en el clítoris dibujando suaves círculos a su alrededor. Es super excitante... Lame arriba y abajo, hacia los lados, y sin poder evitarlo me corro... Arqueo la espalda mientras mi cuerpo sufre suaves convulsiones, intento juntar las piernas pero el continúa entre ellas atacando de nuevo... La zona está hiper sensible e intento apartarlo, lo que es imposible... Esta vez no es tan suave, chupa, succiona e incluso muerde... Mete dos de sus dedos violéntamente y comienza a masturbarme... Deliro de placer y estallo en uno de los mayores orgasmos de mi vida... 
Cierro las piernas y me percato de que el ya no está, abro los ojos y me encuentro su pene en la cara... Me lo mete en la boca a la vez que me dice: Chupa!... Y lo hago y con mucho gusto... Chupo dentro, fuera, hasta la garganta, cada vez más y más rápido. Está tan excitado que no aguanta ni dos minutos en llegar al orgasmo corriéndose en mi cara...

Me limpio con la sábana mientras el comienza a vestirse...

Estoy deseando recibir el próximo paquete...

Fin 



domingo, 15 de mayo de 2016

Tu fantasía. La secretaria

Y se desata mi imaginación... 

Me veo de secretaria, traje de chaqueta, minifalda,  blusa blanca desabotonada, tacones y gafas... 
Secretaria sexy de peli porno...
Tú ejecutivo macizo, de voz profunda y acento insinuante, con camisa y pantalón vaquero...

Con una taza de café y preguntándote si quieres leche o ya vas servido, entro en escena...

Hoy desperté sexy... 
Entre ángel y demonio... 
Y si no existe la palabra me la invento y va directa a mi diccionario... 
Lo llamaré por mi nombre que lo define a la perfección...

Sigo imaginando...

Después de llevarte el café y provocarte con una frase y un guiño, te pregunto si quieres saber lo que viene en tu agenda hoy. 
Nervioso y excitado contestas que si.
Enciendo la tablet y paso a detallar los compromisos del día.
Reunión a las 10 
Videoconferencia a las 11...

Me dices: "Cancela todo hasta la tarde que tengo algo más importante que hacer ahora"

Echas tu sillón hacia atrás, te levantas y en dos pasos llegas hasta mi.
Acercas tus labios a mi oreja y susurrando me dices "En este momento sólo puedo pensar en desnudarte"

No hay nada más provocador que un susurro al oído, notar el cálido aliento en el cuello y cosquillas en la nuca que bajan a lo largo de la espalda, recorriendo después el cuerpo entero, alterando todos los sentidos hasta llegar a excitar con tan sólo un roce.

Así que, cuando tu pecho roza mi hombro al acercarte, estallo de deseo y mis labios buscan ansiosos los tuyos...

Te beso, te lamo, te muerdo...
Nos acercamos tanto que nos sentimos. Yo tu excitación, tú el movimiento de mis caderas buscándola...

Me atraes más fuerte hacia ti siguiendo el movimiento... 
Se acelera mi respiración y sin dejar de besarte empiezo a gemir...
Cada sonido que emito provoca más intensidad en los besos y roces más profundos...

Nos sobran las ganas y la ropa...
Así que mis dedos se mueven rápido desabrochando los botones de tu camisa... 
A su vez tú te deshaces de la mía, pero rompiendola bruscamente... 
Eso me hace desearte aún más...

Beso tu torso desnudo mientras acaricio tu espalda. 
Mis labios y mi lengua recorren tu pecho mientras bajo la cremallera y el pantalón buscando ansiosa tu miembro...

Lo beso, lo acaricio, lo lamo, lo introduzco suavemente en mi boca mientras te miro a los ojos.
Te mueves penetrando más en mi boca mientras me sujetas la cabeza... 
Alterno movimientos más rápidos y más lentos. 
La saco la lamo y la vuelvo a introducir... Cuando tu excitación llega a casi su máxima expresión me separas bruscamente, me levantas, me das la vuelta apoyando mi cabeza contra la mesa y me penetras, fuerte, hasta el final, mientras yo me acaricio el clítoris... 
Los gemidos de ambos se convierten en una tortura para el resto de los sentidos...

De repente sales de dentro de mi, me tumbas boca arriba en la mesa, mi culo en el borde de la misma, me levantas las piernas y me penetras de nuevo, de forma más suave, introduciendo tan sólo la punta...

Me bajas las piernas y te rodeo con ellas empujándote hacia mi hasta que me siento llena...
Entras y sales completamente, vuelves a hacerlo una y otra vez, entras sales, cada vez más rápido y más profundo... 
Alcanzo el que será el primero de mis orgasmos...

Me abrazas muy fuerte notando mis contracciones mientras arqueo la espalda...
Nos escurrimos hasta el suelo y me pones de lado, mi espalda contra tu pecho...
Flexiono ligeramente una pierna y comenzamos de nuevo... 
Con ritmo, sin pausas... 
Todavía notas mis contracciones y eso te está volviendo loco...

Me tumbo boca arriba, cojo tu pene y me penetro y seguidamente junto las piernas... Seguimos...
Te tumbo y monto encima, de espaldas a ti... 
Ahora marco yo el ritmo, restregándome... 
Despacio, gimiendo, suspirando, mordiéndome los labios de placer...

Cuando estoy a punto de tener el segundo orgasmo me levantas y me pides que monte sobre tu boca... Y suavemente haces que llegue al climax una vez más...
Y llega mi turno, lo estoy deseando... Quiero llenar mi boca con tu semen y me pongo a ello ... 
Chupo, succiono, lamo, la trago hasta en final... 
Aumento el ritmo ayudando con mi mano, hasta que te corres y chorrea por la comisura de mi boca...

Sudorosos nos vestimos mirándonos a los ojos, deseando estar de nuevo juntos para inventar y hacer realidad cualquier otra fantasía... 

Fin.